Cómo calcular el precio de coste de un producto

Cómo calcular el precio de coste de un producto.

Echando un vistazo a lo que la gente busca en Google en relación con el Control de Gestión y Financiero, una búsqueda frecuente es “Cómo calcular el precio de coste de un producto”

Para una cuestión un tanto confusa ya que el precio es una cosa y el coste otra.

El precio es el valor por el que un cliente adquiere de nuestra empresa un producto o un servicio, mientras que el coste es el valor de los recursos que consumimos para generar ese producto o servicio.

Y el coste se puede calcular de muchas formas.

Entiendo que lo que la gente busca realmente es “cómo calcular el coste o el costo de un producto”

Pues depende, cada empresa utiliza su criterio.

Tienes que plantearte el criterio que mejor se adapte a tu empresa, no es lo mismo para una empresa de distribución o un comercio, que para una empresa de fabricación, una empresa que trabaje por proyectos u una que ofrezca servicios.

El cálculo de coste de un producto, el que calculamos para saber el margen en base a la diferencia con el precio de venta, puede incorporar distintos tipos de costes según su naturaleza o variabilidad, pueden ser costes directos, costes variables, costes semivariables, costes fijos, costes indirectos…

Lo recomendable es no dejarse llevar por teorías complejas y sofisticadas (como un sistema de costes en el área de fabricación) y usar el sentido común.

Por ejemplo, ¿conviene realizar un full-costing (sistema de costes completos) sin disponer de un sistema de control presupuestario con proyecciones? Es arriesgado ya que los costes indirectos reales pueden ser diferentes a los previstos o presupuestados.

Si calculas el precio de venta aplicando un % sobre el coste y este coste lo calculas con un sistema de costes completos, cuidado con los costes indirectos calculados ya que el coste unitario del producto puede variar muchísimo y esto puede hacer que tomes decisiones erróneas.

Si utilizas un sistema de costes completo atenuado o con un reparto de los costes comerciales, cuidado con el criterio de reparto a utilizar ya que puedes penalizar productos con costes que no le corresponden haciendo así que estos tengan un margen inferior al que deberían tener.

Lo mismo ocurre con los costes directos, si utilizas costes estándar para un sistema de costes presupuestados, asegúrate de que estén actualizados al menos a lo que se aproxime a la realidad o a lo que pueda pasar en un futuro cercano, ya que si utilizas costes antiguos puede que también tomes decisiones erróneas.

Como ves dependiendo de cómo calcules los costes, el coste del producto, el cual te puede servir como referencia para el cálculo de márgenes sobre precios de venta, así como el cálculo de rentabilidades previstas que te permitan tomar decisiones, puede variar en gran medida y puede hacer que las decisiones sean diferentes según ese cálculo.

 

Tal como he comentado, mi recomendación es aplicar el sentido común e intentar trasladar al coste del producto aquellos recursos que está consumiendo o se espera que consuma.

¿Tiene sentido asignar el coste de administración al coste de ventas del producto? Esto es lo que te tienes que plantear.

Tal vez el coste de administración haya que repartirlo por pedidos o clientes, ya que estos son los que generan gran parte de la administración de la empresa, como por ejemplo el registro de pedidos, la emisión de albaranes y la logística interna, la facturación, la contabilidad, la gestión de los cobros, incluso por qué no, los costes financieros derivados de la venta (financiación de la venta, largos plazos de cobro, impagados…)

Los comerciales o los equipos comerciales no realizan el mismo esfuerzo para un tipo de clientes que para otros, por lo que sería injusto un criterio de reparto que haga que aquellos que consumen menos recursos reciban más costes comerciales.

En el caso de analizar la rentabilidad a nivel de clientes se puede dar el caso de clientes rentables no lo sean debido a un criterio de reparto que les penaliza, y esto puede dar lugar a que se deje de vender a un cliente muy rentable por culpa del tipo de cálculo de costes utilizado.

Así que como ves, no hay una única fórmula para el “cálculo del precio de coste de un producto” la mejor fórmula es el sentido común y saber interpretar el impacto que tienen los cálculos en las decisiones que puede tomar la empresa.

Ejemplo de algunos vídeos de ejemplo sobre cálculos de costes

Ejemplo Plantilla Excel Cálculo Costes Reales Fabricación Vs Presupuestados

Control COSTES Explotaciones Agrícolas ejemplo y modelo adaptable

Cálculo Presupuesto COSTES y RENTABILIDAD para HOTELES

Para más información sobre cálculo de costes hay un gran número de artículos en mi web que puedes descubrir más abajo y aquí puedes ver algunos ejemplos de contabilidad de costes o cálculo de costes de productos o servicios y proyectos.

Más información sobre Cálculo, Control y Análisis de Costes y Rentabilidades

Visita todos los vídeos publicados en mi Canal de YouTube 

Formas de Contacto

Deja un comentario